Micorriza

 

Las micorrizas (del griego mukes o “hongos” y rhiza o “raíces”) son asociaciones  simbióticas mutualistas de hongos beneficos del suelo con las raíces de mas del 90% de especies de plantas terrestres. La simbiosis es mutualista porque cada uno de los involucrados tiene beneficios de esta asociación. Las micorrizas se originaron hace 400 millones de años, representando uno de las primeras asociaciones simbióticas en la naturaleza.

En esta asociación la planta provee al hongo de azúcares, los cuales se originan a partir de la fotosíntesis de la planta. En respuesta, el hongo crea una red de filamentos que sirve como un sistema complementario de raíces de la planta el cual: forma una red estructural que impide la erosión del suelo., permite una mayor captación de nutrientes del suelo y un aumento de la capacidad de absorción de agua así

Las plantas micorrizadas son más resistentes a distintos tipos de estrés, como el estrés por transplante, las enfermedades, el estrés de sequía y salinidad, presencia de metales pesados, de hidrocarburos, etc. Estos efectos benéficos son el resultado de un mejoramiento en la captación de agua y de elementos nutritivos así como de la interacción con otros microorganismos benéficos.

Con frecuencia, las plantas son cultivadas, y en ciertos casos seleccionadas, en sistema intensivos que no toman en cuenta los beneficios de las asociaciones micorrizicas (bajo muy elevadas concentraciones de fertilizantes y pesticidas). Afortunadamente, el nacimiento en el mundo de una cultura de manejo sustentable, que conlleva una mayor responsabilidad en el uso de agroquímicos, ha generado un renovado interés en estas asociaciones.

Ectomicorriza

Ectoroot

Las ectomicorrizas son hongos que forman asociaciones principalmente con coníferas (pino, cedro oyamel, etc.) o con arboles de ecosistemas forestales. Estos hongos desarrollan ciertas estructuras alrededor de la raíz que cambia la morfología de estas. Los hongos ectomicorrízicos son los más fáciles de ver en la naturaleza, debido a la producción de llamativos cuerpos fructíferos con la típica forma de hongo, que podemos encontrar en los bosques.

Endomicorrizas

ARBUSCULAR MYCORRHIZA

Endoroot

Las micorrizas arbusculares (o endomicorrizas) son hongos que forman asociaciones con la mayoría de las plantas de interes agrícola y arboles frutales. Son también conocidas bajo el nombre de micorrizas arbusculares, nombre que se relaciona con las dos distintas estructuras microscópicas que se forman al interior de las raíces. Si bién estos hongos son muy abundantes, son muy difíciles de observar a simple vista debido a su tamaño microscópico.

Micorrizabacterias promotoras del crecimiento (MPCP)

Las micorrizabacterias promotoras del crecimiento de las plantas (MPCP), tales como hongos y bacterias encontradas en la región de las raíces de las plantas (micorrizabacterias), colonizan estas mismas raíces y estimulan su crecimiento. El modo de acción presentado es el siguiente: la fijación de azoto simbiótico, el efecto sobre la nodulación de los legumbres, el efecto de la oxidación de los nutrimientos, la solubilización y la asimilación por las raíces, la producción de hormonas, el incremento del crecimiento de las plantas por la producción de sideroforos y el control biológico.

Bacterias fijadoras de azoto (BFA)

AZOSPIRULLUM

Azospirillum es una bacteria microaerofilica que esta en simbiosis con el xylem de las raíces de las plantas. Además de su capacidad para fijar el azoto, está conocida para secretar sustancias favoreciendo el crecimiento, aumentando la proliferación de raíces y ayudando al desarrollo optimo de diversas plantas.

Azospirillum puede establecer una simbiosis asociativa con las cereales, pero a diferencia de las simbiosis mutualistas (como las rizobias con las plantas leguminosas), la asociación no está acompañada por la formación de nuevos órganos. Azospirillum actua directamente sobre la planta, a través de la fijación de azoto, la síntesis de fito hormonas (especialmente el ácido indole-3-acético, AIA) y la modulación del balance hormonal de la planta.

Estas propiedades pueden mejorar la elongación y la ramificación del sistema de las raíces, lo que favorece la absorción del agua y de los minerales del suelo. El establecimiento de la simbiosis asociativa entre el PGPR Azospirillum y la planta inicia desde una etapa muy precoz, durante la colonización bacteriana de los granos en etapa de germinación.

RHIZOBIUM

Proviniendo del griego rhiza o “raíces” y bios o “vida”, el rhizobium es una bacteria aeróbica del suelo que tiene la capacidad de formar una simbiosis con plantas de la familia de las leguminosas. Esta simbiosis da a estas la habilidad única dentro de las plantas de cultura intensiva de nutrirse a partir del azoto presente en el aire a través de la formación de nódulos, verdaderas órganos de intercambios metabólicos, entre las bacterias y las raíces de las plantas.

Esta simbiosis mutualista permite a las bacterias de beneficiar de un micro hábitat excepcionalmente favorable: las plantas dan a las bacterias un aporte importante de substratos carbónicos viniendo de la fotosíntesis, proteínas y suficientemente oxigeno para suportar el proceso de fijación y de reducción del azoto atmosférico en amonio directamente asimilable por las plantas huéspedes.

Bacterias oxidando el azufre (BOA)

Las bacterias oxidando el azufre elemental ocupan un papel esencial dentro del sistema de proteínas y de enzimas quien, a su turno, aportan el sulfato, un elemento nutrimental mayor para las plantas después del nitrógeno, del fósforo y del potasio.

Organismos solubilizando el fósforo (OSF)

Los organismos solubilizando el fósforo son bacterias y hongos que, de manera natural, diluyen el fósforo proviniendo del suelo, colonizando las raíces de las plantas y favoreciendo la fijación rápida del fosfato mineral menos fácilmente accesible para ellas.  Ayudan a una utilización optima del fosfato, lo que resulta en un crecimiento rápido y vigoroso, una mejor tolerancia al estrés y una madurez de calidad uniforme.

Agentes de control biológico

Biofungicidas

TRICHODERMA SPP.

Trichoderma spp. es un hongo benéfico, no tóxico, eficaz y seguro para el medio ambiente que crece en las raíces de la planta huésped. Proteje la planta contra diferentes agentes patógenos tales como Pythium, Rhizoctonae y Fusarium apoyándose en mecanismos como la competencia para la obtención de nutrimentos del suelo y la competencia por el espacio disponible en la rizosfera. En presencia de una cantidad suficiente de carbono orgánico, este hongo produce enzimas líticas que inhiben el desarrollo de hongos patógenos y en contraste, en condiciones bajas de carbono, Trichoderma produce toxinas que igualmente inhiben el desarrollo de patógenos. Este hongo es compatible con los hongos micorrícicos.

BACILLUS SUBTILIS

Bacillus subtilis es una bacteria que se encuentra habitualmente en el suelo, el agua y la materia vegetal en descomposición. Esta bacteria produce endosporas, que le permiten aguantar condiciones extremas de calor y se sequía. Incorporada a un inoculante, es reconocida por su capacidad de inhibir el crecimiento de diversos organismos patógenos en el suelo y al mismo tiempo de estimular el crecimiento en las plantas. Cuando la bacteria coloniza las raices de la planta huésped, una capa de protección se forma progresivamente en torno a estas y acaba cubriéndolas por completo. Esta misma capa contribuye a mejorar la salud, el crecimiento y el vigor de la planta. Esta bacteria es compatible con hongos micorrícicos.

© 2007-2017 BioSyneterra Solutions Inc. Todos los derechos reservados.